¿Por qué celebramos la dedicación de una Iglesia?

Hoy la Iglesia celebra la dedicación de la Basílica de San Juan de Letrán.

Es una fiesta que nos recuerda la consagración de la primera Iglesia que regaló el emperador Constantino en el 320 d.C. una vez convertido y que fue consagrada por el Papa San Silvestre en el 324 d.C.

La pregunta es: ¿Por qué celebramos esta fiesta? La fiesta aparece en el calendario Romano a partir del siglo XII donde se conmemora el triunfo del cristianismo sobre el paganismo de occidente y celebraba la memoria los momentos difíciles que la Iglesia vivió en tiempos de la persecución romana.

Ahora ya los cristianos que se veían obligados a celebrar la santa misa en las catacumbas y en lugar reservados por miedo a ser martirizados, ya tienen un lugar oficial donde se pueden reunir para alabar a Dios con el corazón y la mente.

Esto nos introduce a reflexionar más a profundidad sobre los dos sentidos de una fiesta como hoy:

  1. Uno es en ámbito humano: La celebración de la fiesta de la dedicación de la Basílica de San Juan de Letrán, que en el inicio se llamó: Cristo Salvador, es la unión de las Iglesia de la Urbe (Roma) y las del Orbe (el mundo) con la sede del Papa. Aquí hay que recordar que está basílica desde tiempos muy antiguos se le llamó y se le sigue llamando La      Madre de todas las Iglesias porque era la catedral de Roma, la sede del Obispo de Roma, ósea el papa. Esto, nos revela la importancia de la fiesta de hoy para la Iglesia universal.
  2. Un segundo aspecto, que es en realidad el más importante, el sentido espiritual. San Pablo en una de las dos lecturas que la liturgia nos ofrecía hoy, nos recordaba que el somos templos del Espíritu Santo y que por lo mismo debemos cuidar de nunca profanarlo, porque Dios habita en nosotros.

Estos son los dos sentidos de la fiesta de hoy. Recordar la unión con la sede romana estando cercanos en la oración y con el apoyo a su magisterio. Otro aspecto es recordarnos que somos templos de Dios.

Imagen de Wikipedia.org

José Luis Martínez, L.C.

Religioso Legionario de Cristo. Nació en la ciudad de Santiago de Veraguas, Panamá. Ingresó a la congregación en junio de 2013.
Hizo su noviciado en Monterrey, México culminando en agosto de 2015. Realizó estudios en Humanístico y letras clásica en la Universidad Anahuac Puebla, México.
Cursa ahora Bachillerato en filosofía en el Ateneo Pontificio Regina Apostolorum en Roma. Además cursa un Master en Ciencia y fe en el mismo Ateneo.

A %d blogueros les gusta esto: